PROBLEMA EN LA VENTANA DE CABINA PROVOCA INCIDENTE EN VUELO MADRID-MEDELLíN

Los 231 pasajeros que venían en el vuelo de Avianca que cubría la ruta Madrid - Medellín se llevaron un buen susto al poco tiempo de haber despegado el domingo 7 de julio. El problema se originó en uno de los vidrios de la cabina de la aeronave.

Algunos pasajeros aseguran que una de las ventanas se fisuró, pero Avianca informó que no hubo ruptura. No obstante, por seguridad, los pilotos decidieron regresar al aeropuerto de Madrid. Los protocolos para este tipo de situaciones indican, además, que es necesario liberar el peso del avión descargando combustible en el aire.

“Realizan un descenso inicial a 12.000 pies y varias esperas para reducir peso. Una vez listos para aproximación, les recortamos en lo posible con prioridad mientras se activan los servicios de emergencia del aeropuerto. Aterriza y libra pista sin incidencias”, asegura un reporte publicado en la cuenta de X de los Controladores Aéreos de España.

Esa misma entidad informó que el avión involucrado en este caso es un Boeing 787-8 Dreamliner.

Desde Avianca explicaron también que el vuelo aterrizó de regreso en Madrid a las 7 de la noche, hora local, y sin contratiempos. Los pasajeros fueron atendidos por equipo en tierra para asistirlos con alojamiento, en tanto que los iban ubicando en otros vuelos de la compañía.

Aunque no hubo heridos, uno de los pasajeros le dijo a El Colombiano que la presunta ruptura de la ventana del piloto ocasionó que el vuelo perdiera algo de estabilidad, lo que generó pánico entre los ocupantes de la aeronave.

Hechos recientes

En marzo de este año, otro vuelo de Avianca de la misma ruta (Madrid-Medellín) tuvo que desviarse y hacer un aterrizaje de emergencia. De acuerdo con la empresa, esto se debió a que uno de los pasajeros requirió atención médica, por lo que el capitán tomó la decisión de desviarse, hacia el aeropuerto João Paulo II, que sirve a la ciudad de Ponta Delgada, ubicada en el archipiélago portugués de las Azores.

Después de estar 4 horas y 7 minutos en el aire, el avión, que aún estaba a 6 horas y 42 minutos de llegar a su destino en Medellín, logró aterrizar en Ponta Delgada, donde los servicios médicos del aeropuerto estaban preparados para recibir el vuelo.

Por una emergencia diferente, otro vuelo de Avianca ya había aterrizado en esta misma isla en noviembre del año pasado. Este hacía la ruta Madrid a Bogotá. La aerolínea confirmó que el incidente fue causado por una pérdida de aceite en uno de los motores del Boeing 787 que operaba el vuelo.

En todos estos casos, afortunadamente, tanto la tripulación como los pasajeros a bordo resultaron ilesos.

2024-07-08T01:49:48Z dg43tfdfdgfd